Las cervezas en el chiringuito de la playa, los helados a media tarde y las tapitas de cada noche hacen que en verano engordemos una media de entre 2 y 5 kilos y cuan do regresamos tenemos las fiestas de septiembre en los barrios de las ciudades y los pueblos, total que hasta que no llega el mes de octubre no podemos ponernos en serio a eliminar esos kilitos.

Recomiendo perder lo que hemos engordado durante estos meses en cuanto se vuelve a la rutina para no ir acumulando kilos de más cada año. ¿Cómo conseguirlo? A continuación, te dejo algunos consejos que a mí y mis pacientes más obedientes nos funcionan: 

1. Planificar las cinco comidas recomendadas al día

Con la vuelta a la rutina también se deben de retomar los buenos hábitos alimenticios. Al comer cinco veces al día conseguiremos evitar los atracones. Además, al planear un menú semanal conseguiremos controlar qué comemos y asegurarnos la ingesta de todo tipo de alimentos.

2. Beber ocho vasos de agua al día o los más que puedas.

El agua nos ayuda a eliminar las toxinas ingeridas en las últimas semanas.

Ingerir al menos 2 litros de agua, en forma de infusiones o líquidos sin gas si es que eres de las que no te gusta beber agua.

3. Limita el consumo de sal

Su exceso provoca que los riñones retengan agua. Evítala todo lo posible para no estar más hinchado de lo normal. Olvídate por una temporada de embutidos conservas, ahumados o los típicos preparados.

4. Alíate con las frutas y verduras más diuréticas

Añade a tu dieta diaria frutas como la piña, el melón o la sandía y verduras como el pepino, los espárragos o la alcachofa. Pronto notarás que te ayudan a limpiar tu organismo.

5. No cuentes calorías

Volver a la normalidad tras un verano ídílico no es sencillo, Si además tienes que ponerte a dieta, lo más seguro es que pronto fracases. Deja de contar calorías y preocúpate de qué calidad son los alimentos que ingieres. Opta por cocinar tu misma tus platos con buenos productos. Estar sano es lo realmente importante.

6. La importancia de la cena

Planifica bien qué vas a cenar cada noche porque cuando llegas cansado es muy fácil recurrir al picoteo y extralimitarnos. Los purés de verdura y las sopas serán tus mejores aliados estos días.

7. Tentempiés sanos

Estate preparado para los ataques de hambre y ten en tu bolso tentempiés que te ayuden en tu propósito. Vete al trabajo con una manzana o un plátano o pide en el bar una simple pulga de jamón serrano.

Otra opción son los snack saludables de VirtudEstética.

8. Una vida activa

Ve en bicicleta a tu trabajo o bájate un par de paradas antes de tu oficina. Sube y baja todas las escaleras que puedas y el fin de semana aprovecha para dar paseos por la montaña, la playa o el parque. 

Lo importante es que estés activo.

9. No renuncies a todo

Si quieres tener éxito en tu propósito es importante que no renuncies a todos los placeres de la vida, ya que pronto te cansarás de la situación. Si eres muy goloso concédete unas onzas de chocolate negro a lo largo de la semana o el fin de semana date un capricho como un trozo de pizza casera, un plato pequeño de paella o una cerveza sin alcohol.

10. Recurre a la cosmética

No adelgaza, pero ayuda a mantener la elasticidad e hidratación de la piel y evita las tan odiosas estrías que aparecen cuando se varía de peso de forma rápida.

En VirtudEstética tenemos una gama completa para el cuidado de tu piel, puedes consultarnos y te daremos tu mejor opción.

Dra. Virtudes Ruiz. 

 

1 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter