Olvídate. La belleza no es una talla 36, ni una 38 ¡ni siquiera una 40! Por mucho que nos empeñemos en embutirnos en un mini vestido o unos súper strech jeans no estaremos más guapas, ni más esbeltas. La talla adecuada no es la más pequeña en la que consigamos entrar, sino aquella que nos permitafavorecer nuestra figura y lucir un cuerpo armónico. Muchas veces identificamos la belleza con las tallas más pequeñas, pero ¡nos equivocamos! Debemos buscar un resultado esbelto y acorde a nuestra figura. A la hora de ir de compras ¡olvídate de las tallas! Simplemente escoge las prendas que se ajusten a tus medidas, realcen tus puntos fuertes y contribuyan a disimular pequeños defectos.

Y sino… ¡Juzga tu misma! ¿Con cuál te quedas? ¿La 40 de Beyonce o la 34 de Nicole Richie?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *