Hace unos años llegó la noticia que en EEUU estaban estudiando la presentación de una alternativa al bótox, llamada Criobótox, que durante todo este tiempo se ha mantenido en fase de experimentación. Finalmente, en el contexto del AMWC 2013 11th Anti-Aging Medicine World Congress & Medispa se presentó como novedad y alternativa real al bótox. Consiste en un tratamiento no invasivo, que no requiere la introducción en la piel de ninguna sustancia y conserva la perfecta movilidad de todos los músculos de la cara.

El procedimiento utiliza la Focused Cold Therapy, de forma que tan solo es necesario pinchar la zona a tratar con unas agujas especiales, que van en un dispositivo, y a través de las cuales viaja óxido nitroso líquido a altas velocidades, produciendo una congelación de la inervación del músculo que queremos relajar. De este modo, el músculo queda relajado por un tiempo similar al de la toxina, es decir, entre 4 y 6 meses.

Sólo queda esperar que autoricen su uso en España, ¡os seguiremos informando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *