En el mundo de la belleza y la estética, a menudo, todo es cuestión de gustos, incluso de perspectivas. Cualquier opinión puede resultar relativa, pues lo que para uno es bello y atractivo para otro no lo es. Sin embargo, un hecho que se puede juzgar de un modo totalmente objetivo es la obesidad. Y no hablo unos quilitos de más… me refiero al sobrepeso que puede acabar afectando a nuestra salud.

En relación a este tema, recientemente se ha publicado una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, que determina que la gran mayoría de las madres (casi un 90%) con hijos obesos juzgan mal el peso del niño. Todavía existe  entre las mamás el pensamiento de que rollizo, es sinónimo de sano.

Desde mi opinión como profesional de la Medicina Estética es importante que las mamás aprendan a percibir de un modo objetivo y real el peso de sus hijos, pues una sobrealimentación en la infancia, puede derivar en serios problemas de salud en la edad adulta. Y sobretodo, es necesario controlar los hábitos de vida de sus pequeños, respetando una alimentación sana, rica y variada, y alentando al niño a que practique algún deporte que sea de su interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *