“En algún momento de 2011, el año en el que me casé, mi madre me dijo: “Voy a rezarle a San Antonio para que tengas un bebé”. Le respondí riendo: “Anda, mamá, ¡mejor pídele que publique un libro, que me haría más ilusión!”.

Así comienza “No madres”, el libro de la periodista María Fernández-Miranda que nos habla de la no maternidad, elegida o impuesta por la naturaleza o la medicina, y de todos los caminos que conducen a una mujer hacia ella. Un relato en el que participan mujeres de la talla de Maribel Verdú, Carmen Ruiz, Inka Martí, Paula Vázquez, Alaska,  Rosa Montero, y que junto a la propia autora, exponen sus experiencias más íntimas.

Porqué por primera vez en la historia, las mujeres se están planteando la maternidad como una elección, y no como una obligación. Porqué ser madres puede ser maravilloso y no serlo también. Porqué de lo que se trata es de ser felices, sin condicionantes ni imposiciones.

Os dejo la charla que he podido compartir con su autora…

¿Qué te llevó a escribir este libro? ¿Cuál es su objetivo?

Empecé a escribir sin más, para mí, como un ejercicio para aclarar mis ideas, porque había pasado por todas las fases posibles en relación a la maternidad: primero no quería, luego dudaba, después no pude…. Cuando llevaba 70 páginas presenté el material a una editorial (Plaza&Janés) y me dijeron que querían publicarlo. El objetivo principal de “No madres” es acabar con los tópicos que rodean a las mujeres que no tenemos hijos: ni somos egoístas, ni somos incompletas. He pretendido poner voz a un modelo de vida que permanecía silenciado, y que no tiene por qué ser ni mejor ni peor que otros.

Durante mucho tiempo (y aún hoy en día) la realización de la mujer (incluso su felicidad) ha estado íntimamente ligada con la maternidad. Sin embargo, cada vez escuchamos más voces que dicen que esto no ha de ser necesariamente así, ¿qué está cambiando? ¿Se están rompiendo realmente los tabús sobre la maternidad?

Cuando yo iba al colegio, en clase de Ciencias Naturales solíamos repetir esta cantinela: “Los seres humanos nacen, crecen, se reproducen y mueren”. Es decir, nos enseñaron que parir era algo tan inexcusable como nacer o morir. Pero resulta que hay mujeres que no quieren ser madres, y hay mujeres que no pueden ser madres. Hay estudios que señalan que el 25% de las mujeres nacidas en torno a 1975 no tendremos hijos, ¡es una cifra altísima! ¿A todas ellas les espera una vida infeliz? Yo creo que la felicidad depende de muchísimos aspectos: la familia, el trabajo, la pareja… Es una suma de muchas cosas, y ni todas las madres son felices ni todas las no-madres son infelices.

Siempre has dejado claro que tu libro no va en contra de la maternidad sino a favor de la libertad de elección, ¿se ha entendido el mensaje?

Ese era mi mayor miedo con este libro: que la gente interpretase que estaba haciendo apología de la no-maternidad. Obviamente me parece estupendo que las mujeres tengan hijos si es su deseo. Es más: no entiendo que se critique, por ejemplo, a las madres de familia numerosa. Si quieren tener muchos hijos y pueden mantenerlos, ¿por qué no van a hacerlo? ¡Chapeau por ellas! Yo defiendo que la mujer pueda elegir libremente sobre esta faceta tan importante, sin dejarse influenciar por la sociedad.

Grandes mujeres muy exitosas han participado en tu libro con un testimonio muy personal, ¿qué es lo que más te ha impactado/sorprendido de sus historias? Todas reflejan situaciones distintas pero ¿qué tienen en común?

En el libro incluyo entrevistas con diez mujeres que no tienen hijos: las actrices Maribel Verdú y Carmen Ruiz, la editora Inka Martí, la presentadora Paula Vázquez, la cantante Alaska, la escritora Rosa Montero, las modelos Sandra Ibarra y Almudena Fernández, la galerista Soledad Lorenzo y la periodista Mamen Mendizábal. Todas ellas son mujeres admirables, de éxito tanto personal como profesional, que han llegado a la no-maternidad desde distintos caminos: por no querer, por no poder, por no contar con la pareja adecuada en el momento adecuado, por ir posponiendo esa decisión… Lo que todas ellas tienen en común es que se han sentido juzgadas y señaladas por su condición de no-madres. No entiendo que a una famosa, en las entrevistas, siempre se le pregunte por qué no tiene hijos o cuándo piensa tenerlos. Es una cuestión que casi nunca se le plantea a un hombre.

¿Qué les dirías a las nuevas generaciones de mujeres sobre su libre elección de ser madres?

Que tener hijos está muy bien. Y que no tener hijos está muy bien. Que todo depende de lo que ellas quieran o puedan hacer. Les recordaría algo que dijo Virginia Woolf: “Ser uno mismo es más importante que cualquier otra cosa”.

Interesante, ¿verdad? 

Dra. Virtudes Ruiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter