Etiqueta: protección solar

 


¿Sabías que tomar carotenoides para un bronceado más seguro intenso y anaranjado puede hacerte más atractivo? 

La Dra. Virtudes Ruiz ya realizó un estudio donde demostraba que la Astaxantina (un Betacaroteno de origen marino y natural) es muy beneficioso para proteger y retrasar el fotoenvejecimiento. 

Ahora un equipo de investigadores revela que la piel con pigmentos amarillos y rojos se percibe como más atractiva en los hombres caucásicos.

Algunas personas resultan más atractivas como parejas que otras, dependiendo de su coloración y en función de los carotenoides que ingieren, como un importante rasgo en la selección sexual.

Los carotenoides son pigmentos de plantas rojos y amarillos presentes en frutas y verduras que los animales consumen y por ejemplo, son la razón por la que las zanahorias son naranjas o los salmones rosados.

Los científicos han argumentado que la coloración basada en carotenoides es una señal verdadera de salud y se asocia con una actuación como antioxidante. Se plantea que las personas se sienten atraídas por los signos de salud en un deseo de reproducirse y aquellos que muestran signos de salud presentan mayor probabilidad de supervivencia, mayor fertilidad y proporcionan genes que promueven la buena salud en la prole.

Los resultados mostraron que, como se predijo, los suplementos de betacaroteno aumentaron el tono bronceado anaranjado general. Las personas después del suplemento presentaban un 50 por ciento más de probabilidades de ser elegidas como atractivas, así como parecer más sanas en comparación con las del grupo placebo que no tomaban los Beta-carotenos. 

Así el suplemento de betacaroteno aumentó significativamente el atractivo de los participantes y su apariencia de salud, aunque éste no afectó significativamente a ninguna función de salud.

Este estudio proporciona la primera evidencia experimental del efecto del beta-caroteno sobre el atractivo y la salud. 

El autor de este trabajo, Yong Zhi Foo,  en la Universidad de Australia Occidental, explica que «los carotenoides son conocidos por ser responsables de las sorprendentes exhibiciones de apareamiento en muchas especies animales». «Nuestro estudio es uno de los primeros en demostrar causalmente que los carotenoides pueden afectar también al atractivo en los seres humanos». 

También reafirma los resultados de trabajos anteriores que muestran que » lo que comemos puede afectar a cómo nos vemos». 

En VirtudEstetica te aconsejamos que dosis y durante cuanto tiempo puedes tomar Beta-carotenos (Astaxantina) para prevenir el fotoenvejecimiento causado por la exposición solar  y resultar más atractiva . 

¡Consúltanos  y comienza ya con tu plan para este verano!.

VirtudEstetica . 

 

 

 

Los autobronceadores, son cosméticos que al aplicarlos en la piel aportan un tono bronceado a la misma. Así podemos conseguir un tono de piel dorado natural sin necesita de exponernos a los efectos nocivos del sol. Para aplicarlo, primero debemos limpiar bien la piel para eliminar cualquier resto de cremas anteriores, debemos aplicarlo por la noche para que se fije en la piel y retirar el exceso de producto al ducharnos al día siguiente. 

La forma de aplicarlo es empezando por los pies y continuando hacia arriba. Es recomendable usar guantes en las manos para evitar coloraciones en las mismas. Al aplicar el autobronceador y pasadas 8 o 10 horas, veremos el resultado y si el tono es muy claro, podemos aplicarlo de nuevo para conseguir un tono mas dorado. El efecto durará de 3 a 5 días tras los cuales, debemos repetir la aplicación. 

Los autobronceadores se presentan en distintos formatos:

Spray, espuma, loción o crema, stick y en aceite o toallitas impregnadas en el producto.

Si eres de piel muy blanca y te pones roja en lugar de morenita sería aconsejable que usaras este tipo de cosméticos para el bronceado .

En VirtudEstetica nos preocupamos  para que mantengas una piel sana además de cuidada .

Dra. Virtudes Ruiz .

 

 

Se acerca la Semana Santa y creo interesante que sepas cuánto tiempo puedes tomar el Sol con seguridad para que te ayude a mejorar tu salud y no te envejezca antes de tiempo .

Un estudio realizado por un grupo de Investigadores españoles han estimado el tiempo necesario de exposición a la radiación solar para obtener las dosis recomendadas de vitamina D. 

Mientras en primavera y verano son suficientes de 10 a 20 minutos al sol, en los meses de invierno se necesitarían casi dos horas, por lo que resulta difícil alcanzar valores óptimos para la gran mayoría de la población.

Esto nos lleva a la conclusión de que es necesario tomar aportes externos de vitamina D durante los meses de invierno si queremos tener dosis adecuadas de la misma en el organismo para evitar enfermedades como la osteoporosis.

La radiación solar ultravioleta reduce la presión arterial, sintetiza la vitamina D y mejora el tratamiento de diversas patologías.

Cada año, los estudios sobre los beneficios de tomar el sol en dosis moderadas se intercalan con los que confirman los riesgos que conlleva hacerlo de forma excesiva.

Así, aunque la radiación solar ultravioleta (UV) interviene en el desarrollo de eritema solar, cáncer y envejecimiento de la piel, también reduce la presión arterial, sintetiza la vitamina D y mejora el tratamiento de diversas patologías.

El Grupo de Investigación en Radiación Solar de la Universidad Politécnica de Valencia  ha analizado el tiempo necesario de exposición para obtener las dosis recomendadas de vitamina D sin que eso dañe nuestra salud. Los resultados se han publicado en la revista Science of the Total Environment.

En España, curiosamente, a pesar de ser un país con muchas horas de sol, diferentes artículos han reportado un alto porcentaje de deficiencia de vitamina D entre varios estratos de la población española, sobre todo mujeres de mas de 40 años.

La insuficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades en la edad adulta. Dado que muy pocos alimentos contienen esta vitamina, su síntesis en la piel a partir de la exposición solar es la principal fuente natural que existe.

En ese estudio estimaron el tiempo necesario para obtener las dosis recomendadas –lo que equivale a una ingesta diaria de 1000 UI (unidades internacionales) de vitamina D– en una zona como la ciudad de Valencia o Murcia, que reciben una gran dosis de radiación UV durante todo el año.

Los datos subrayan que, en julio, un individuo con tipo de piel III (la usual en la población española) no debe estar más de 29 minutos bajo el sol. Sin embargo, en enero, el mismo individuo puede permanecer en el sol durante 150 minutos. 

El problema puede aparecer en invierno debido a los bajos niveles de radiación UV y al hecho de que la gente cubre la mayor parte del cuerpo.

En este sentido se comprobó que, alrededor del mediodía en enero, con un 10% de exposición corporal, se necesitan alrededor de 130 minutos para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D.

Como este tiempo no hay riesgo de quemaduras solares.

En cambio, en abril y julio, con un 25% de exposición corporal serían suficientes unos 10 minutos para adquirir la vitamina. 

Y en octubre, por ejemplo, se necesitarían unos 30 minutos.

Estos cálculos se realizaron para el tipo de piel III, pero si fuera más clara o más oscura las cifras cambiarían.

También hay que tener en cuenta que se ha considerado un porcentaje de cuerpo expuesto habitual para la temporada. Si este fuera mayor, entonces el tiempo de exposición se reduciría.

Los resultados muestran que, aunque hay suficiente radiación en países como España, es difícil alcanzar las dosis recomendadas de vitamina D en invierno, ya que el tiempo necesario de exposición resulta excesivo (130 minutos).

Alrededor del mediodía en enero, se necesitan alrededor de 130 minutos para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D

Por el contrario, en las horas centrales de los días de primavera y verano, con un 25% de exposición corporal, unos 10 minutos de exposición solar alrededor de las 13:00 horas y unos 20 minutos desde las 15:00 hasta las 17:00 h serían suficientes para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

Además, la radiación recibida depende de la postura, la forma del cuerpo y la ropa. También debe tenerse en cuenta que todas las áreas de la piel del cuerpo no sintetizan vitamina D con la misma eficiencia.

La edad de los individuos también desempeña un papel importante en la síntesis de vitamina D a partir de la radiación UV, ya que con los años hay una disminución de la capacidad de producir vitamina D, teniendo los adultos de mediana edad un 66% del potencial en comparación con los niños.

Como resumen de este interesante estudio, Informar sobre la conveniencia de aumentar la ingesta de vitamina D a través de la dieta o suplementos sobre todo en los meses de invierno. Y fotoproctectores orales en verano ademas de los cremas típicas.

En VirtudEstetica podemos aconsejarte bajo la prescripción de la Dra. Ruiz , Experta en foto envejecimiento, las dosis recomendables de suplementos de Vitamina D durante los meses de invierno (de noviembre a febrero) y de la protección adecuada oral y topica durante los meses de verano.

VirtudEstetica.

Fotorreparadores y Fotoprotectores capaces de reparar el ADN devolviéndole la salud a nuestra piel.

¿En qué consiste este peeling fotoreparador ?

Recovery Peel es un nuevo peeling médico que ayuda a reparar el daño solar,  y que además, protege y previene la aparición de nuevos daños solares (manchas, lentigos, queratosis, quistes de inclusión, arrugas profundas, elastosis,  aumento de las reactivaciones del acné tras las exposiciones al sol, hiperpigmentaciones, etc.)

Se trata de un coctel de activos encapsulados en liposomas con propiedades antioxidantes, reparadoras del ADN celular, regenerantes y antiarrugas.

¿Qué debemos saber sobre este tratamiento?

Lo principal es que se pueden hacer, y están recomendados, en verano para poder tomar el sol con más tranquilidad, porque ayudan a reparar y proteger a la vez.  Además aportan luminosidad a la piel y cierran el poro notablemente para lucir una piel sin maquillaje durante el verano.

No pican, ni molestan, son agradables porque requieren de mucho masaje suave a la hora de aplicarlos para su correcta penetración.

Es un procedimiento sencillo y  rápido, que se completa en unos 20 o 30 minutos, pudiéndose realizar a cualquier hora del día. No producen  pelado de la piel cuando se realizan.

Es un tratamiento que a diferencia de otros peelings es aconsejable realizarlo durante todo el año, incluidas las épocas de más calor, ya que gracias a la combinación de sus activos reparadores y fotoprotectores consigue proteger y prevenir la aparición de lesiones solares que se van produciendo poco a poco, sin darnos cuenta en nuestra piel, afectando a su aspecto y  su salud.

Se debe acompañar de una crema específica que te facilitaremos en la consulta.

Consúltanos para aclarar tus dudas, ¡estaremos encantadas de poder atenderte personalmente!

Síguenos en Facebook y Twitter