Ya lo dice el proverbio latino “Mens sana in corpore sano”, si cuidas de tu cuerpo beneficiarás a tu mente y viceversa. Por eso, quiero dedicar este post a contaros todos los beneficios que nos proporciona la práctica del yoga, una disciplina que nos permite aportar bienestar al cuerpo y también a la mente, llegando a un punto de paz y equilibrio personal.

Aunque los beneficios del yoga se manifiestan de forma homogénea en cuerpo y mente al practicarlo, si analizamos los beneficios exclusivos que aporta a nuestro organismo veremos que son muchos, aunque los principales son:

1. Mejora de la flexibilidad: los ejercicios aumentan la amplitud del movimiento, reducen el riesgo de lesiones, retrasan la aparición del cansancio muscular y previenen y alivian el dolor en músculos y articulaciones.

2. Más fuerza: la reeducación del cuerpo a través de las posturas del yoga fortalece los músculos ayudando a aliviar los dolores de espalda e incluso la artritis.

3. Más energía: El hecho de ejercitar tu cuerpo al principio resulta cansado, pero una vez se convierte en rutina y el cuerpo se acostumbra es fácil de realizar, aportando más energía y resistencia para realizar otros ejercicios.

4. Menos presión arterial: una de las principales causas de alta presión arterial es el estrés, saber cómo liberarlo a través del ejercicio es clave para sentirse mejor, relajado, sano y feliz.

5. Menor dolor: Tener músculos fuertes y flexibles reduce el dolor muscular y evita lesiones.

6. Mejor metabolismo: los ejercicios de yoga estimulan el sistema endocrino que es el encargado del metabolismo, mejoran la circulación y ayudan a eliminar toxinas.

7. Mejor respiración: el yoga ayuda a controlar la respiración y aumentar la capacidad pulmonar a través de sus ejercicios.

8. Mejora la circulación y el sistema inmune: activando la circulación de la sangre por el cuerpo y los genes del sistema inmunitario se mejoran estas capacidades.

9. Más equilibrio: se logra mayor control del cuerpo ya que los ejercicios requieren del equilibrio para lograr la mayoría de las posturas.

10. Menos peso: Hacer Yoga reduce notablemente los niveles de cortisol y eleva los de serotonina. Contribuye a bajar los niveles de colesterol y azúcar si lo acompañas de una buena alimentación.

 

Los beneficios del Yoga para la mente son incluso más importantes que los beneficios para el cuerpo. Los más destacados són:

 

1. Más atención y concentración: practicando yoga se aprende a controlar la mente.

2. Dormir mejor y rápido: realizar ejercicio que activa el cuerpo, lo estira y al final lo relaja ayuda a liberar estrés, tensiones y hormonas de la felicidad que ayudan a un buen descanso sin interrupciones.

3. Más equilibrio: el Yoga aumenta el equilibrio físico y emocional, la parte emocional se trabaja a través de la consciencia del cuerpo, la respiración y la meditación.

4. Menos estrés y ansiedad: el Yoga ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad con la práctica de ejercicio físico y la respiración. Además, al no tratarse de un deporte competitivo no genera estrés, ansiedad o frustración al practicarlo.

5. Mejor memoria: gracias a la activación consciente del cerebro se genera mayor poder de concentración y se acostumbra a utilizar al máximo su capacidad estableciendo más conexiones neuronales y, por lo tanto, consigue encontrar la información  más rápido. En resumen explota tu potencial intelectual.

6. Estar de buen humor y más optimismo: Igual que otros deportes la práctica del ejercicio físico libera hormonas de la felicidad que ayudan a sentirse mejor con uno mismo.

7. Autoconcimiento: meditar implica estar en contacto con esa parte de ti que está esperando que la escuches y entenderte mejor, descubrir tus necesidades físicas y mentales para estar en paz.

8. Paz interior: conocerse a uno mismo provoca una sensación de paz interior que viene acompañada de dedicarse unos minutos a uno mismo, en cuerpo y mente para sentirse mejor.

9. Mejora la fuerza de voluntad: superar la inactividad física con unos ejercicios que se pueden escoger niveles de dificultad para que todas las personas con cualquier situación puedan practicar aumenta la fuerza de voluntad. Tener constancia en algo que te hace sentir mejor aumenta la autoestima y la voluntad a seguir haciéndolo y mejorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter