Esto se ha convertido en nuestro lema actual, por que efectivamente con sutiles pinceladas en el rostro podemos mejorar a todas las edades, todas las razas y todos los sexos. 

En mis 25 años de experiencia y tras miles de tratamientos en pacientes, estos que querían hacerse pequeñas cosas duraderas en el tiempo pero sutiles, para que todos los vieran mejor pero nadie lo supiera, porque exactamente y tras muchos estudios y aprendizaje de anatomía, armonía, técnicas especificas etc, he llegado a la conclusión de que todos los pacientes y yo misma (que soy mi paciente más exigente) aspiramos a tener, un aspecto más joven, más atractivo, más esbelto, más femenino/masculino, etc.

Cada persona tenemos unas preferencias y algunas lo queremos todo, y he descubierto que mejorando algunos aspectos negativos de nuestro rostro como pueden ser el aspecto cansado, triste, enfadado o aspecto flácido, en el caso de que se den todos en el mismo rostro, podemos mejorar enormemente una expresión y una cara sin cambiarla y sin importar la edad, la raza ni el sexo. Lo importante siempre es el conocimiento de la anatomía, la armonía, la técnica y en el caso de la razas, sus gustos culturales y sus costumbres, porque los caucásicos no tenemos los mismos gustos que los asiáticos por ejemplo, y a los hombres no se les puede poner pómulos por que los feminizamos, debemos marcar su mandíbula y sus ceja etc.

Al final todo consiste en un conocimiento exahustivo de la anatomía, la técnica, el producto, la armonía facial y las diferencias del rostro que vamos a tratar para mejorar los aspectos negativos (enfado, tristeza , flacidez y cansancio) y conseguir mejorar sin transformar estos rostros.

Si, efectivamente, podemos conseguirlo mediante tratamientos sutiles, aunque en la mayoría de las ocasiones, curiosamente, necesitamos mucho producto, para unos resultados espectaculares y muy naturales. 

Si estás interesada/o consúltanos y quedarás satisfecho con nuestras propuestas y nuestros resultados, porque son diferentes, actualizados, naturales y personalizados al cien por cien.

Dra. Maria Vicente.

Dra. Virtudes Ruiz. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter