Las mujeres no empezamos a pensar en el cuidado de las manos hasta que vemos que su aspecto ya no es el de cuando éramos jóvenes. Se resecan con facilidad y pierden firmeza. En cambio, si las tuviéramos en cuenta desde la juventud, posiblemente podríamos retrasar en gran parte su envejecimiento.

Nutrirlas a diario 

Las manos se resecan por varios motivos:

  • Envejecimiento.
  • Exposición al sol.
  • Falta de nutrientes.
  • Contacto con productos de limpieza e higiene convencionales.
  • Tabaquismo.

La mayoría de mujeres sufren las consecuencias de estos factores que aceleran el envejecimiento de las manos. Por este motivo es fundamental empezar a hidratarlas lo antes posible, del mismo modo que hacemos con el cutis y el resto del cuerpo.

Exfoliarlas a menudo

Una de las señales de que nuestras manos están envejeciendo es la textura cada vez más áspera que adquiere la piel. Y el primer paso para evitar unas manos deterioradas consiste en exfoliarlas para eliminar esas células muertas que se acumulan en la capa externa de la piel y dan una desagradable sensación de rugosidad.

En VirtudEstetica te ayudamos a mantener unas manos suaves, libres de manchas y nutridas, mediante tratamientos medico estéticos específicos y muy efectivos.

¡Consúltanos cuanto antes!

 

Dra. Virtudes Ruiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter