A veces  pequeños detalles en el hogar pueden hacerte sentir mejor nada más abrir la puerta.

El uso del color, accesorios prácticos, ambientes acogedores, más plantas o integrar los hobbies en el hogar son gestos que harán que nos sintamos mejor al llegar a casa. 

Te dejo algunas ideas prácticas y sencillas que te pueden ayudar :

1. Organiza el recibidor

Sentirse cómodo nada más llegar a casa no tiene precio. Aprovecha los espacios para colocar percheros, cajoneras y estantes. Mantendrán a raya el desorden típico de estos lugares de paso.

2. Personaliza las paredes del salón

El salón es el punto de encuentro natural en un hogar y tiene que reflejar lo mejor de ti.

Láminas de exposiciones que hayas visitado, fotos de paisajes o ilustraciones… Ver tus aficiones y recuerdos colgados de la pared infundirá ‘buen rollo’ y sensación de bienestar.

3. Crea un rincón práctico y agradable en el comedor 

Hay que intentar configurar un comedor agradable  en casa para fomentar la felicidad alrededor de una mesa.

4. Diseña un estudio a tu medida 

Una casa feliz es una casa creativa; especialmente cuando trabajas en ella. 

Si tienes una pared vacía, aprovecha para colocar una pizarra: te ayudará a escribir todo lo que se te ocurra y llevar una lista de cosas pendientes. 

5. Llena tu casa de plantas 

La naturaleza aporta energía positiva en el hogar. 

Si no tienes mucho tiempo, plantas como las crasas o los cactus son fáciles de cuidar.

6. Haz que las fotos de los que te rodean te alegren el día

Las fotos de amigos y familiares o de los viajes que hemos hecho traen recuerdos de momentos felices. 

Utiliza una cuerda y pinzas para colgarlas de la pared y tenerlas siempre a la vista.

7. Crea un pequeño rincón para la música

Un buen equipo de música a mano hará que lo utilicemos más a menudo. 

Diseña un rincón pensado solo para el equipo de música. 

8. Decora la casa con motivos animales 

Especialmente si tienes hijos, echar mano del mundo animal como fuente de inspiración creará ambientes alegres.

9. Recurre a textiles de fibras naturales y tonos neutros en el dormitorio

Renueva los textiles por unos de colores neutros y fibras naturales, los grises o beige aportan calma y serenidad al dormitorio.

12. Compra velas aromáticas

Las velas son elementos que aportan calma y serenidad. Utiliza la aromaterapia con velas de olor o difusores, aumentando la sensación de bienestar y la tranquilidad en el día a día.

13. Recurre a accesorios prácticos para hacerte la vida más fácil

Pequeños ganchos o soportes permiten tener todo a mano, aumentando tu calidad de vida. 

Nos ha parecido muy interesante para que puedas, tras las vacaciones, poner en practica alguna de estas ideas que nos hacen  la vida más agradable en nuestra casa, por qué todo lo que mejora la “calidad de vida” significa mucho para VirtudEstética, cuyo objetivo principal es ayudarte a sentirte bien. 

¿Y a ti?, ¿Se te ocurre alguna otra idea para crear un ambiente más feliz en tu hogar? ¡Cuéntanosla!. 

Feliz regreso amig@s.

VirtudEstética .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook y Twitter